EXPERTOACUARIOS

PMF Principiante: preparación del agua

Traducción española por Alex Patak
IMPORTANTE: Lea la sección © Derechos de autor

Agua de grifo en el acuario

La mayoría de la gente usa agua de grifo en sus acuarios; es barata y fácil de usar. Desafortunadamente (para los acuariofilos), las compañías locales de agua añaden productos químicos para hacer el agua potable (esto es, cloro o cloramina para matar las bacterias).

Recientemente, la preocupación por el flujo del agua a través de viejas tuberías de plomo ha provocado que algunas compañías públicas de agua añadan productos que aumentan el pH del agua (ya que el plomo se disuelve menos en agua alcalina). Por ello, el agua del grifo debe ser tratada especialmente antes de que pueda ser usada con seguridad en los acuarios.

Otro problema potencial concierne a la variabilidad de las propiedades químicas del suministro de agua a lo largo del tiempo (pe, de un mes al otro). Algunas áreas de suministro no tienen suficiente agua propia, viéndose obligadas a comprar el agua a áreas vecinas en épocas de escasez. Si ésta agua tiene otras propiedades químicas (pe. dureza), la química de su agua de grifo también cambiará. Como ejemplo típico, el problema de niveles altos de bacterias es más importante en el verano que en invierno, sobretodo en climas cálidos. Como consecuencia, no es raro que las compañías de agua usen más cloro durante los meses de verano para mantener las bacterias a raya. Incluso factores como el tiempo local tiene un impacto; lluvias intensas pueden reducir la dureza de su suministro de agua mientras se llenan las reservas de agua.

En general, cloro y cloramina son los dos aditivos que provocan la mayoría de problemas. Note que las dos sustancias son MUY DIFERENTES! Debe asegurarse en saber que es lo que hay en su agua de grifo y tratarla adecuadamente.

El cloro

En EE.UU., las recomendaciones exigen que el agua de grifo contenga en todo grifo un mínimo de concentración de cloro de 0.2 ppm, y que limita rigurosamente la concentración de bacterias (pueden que hagan falta más de 0.2 ppm de cloro para ello). Dado que el cloro se descompone con el tiempo, la concentración de cloro que sale de su grifo será inferior a la que se pone en la planta de agua. Por ello, la concentración en su grifo depende de lo lejos que se encuentre de la planta de agua, del camino recorrido del agua para llevar a su casa, cuanto cloro se ha añadido al principio, etc.

El cloro es tóxico para los peces a altas concentraciones; a concentraciones más bajas, estresa los peces al dañar las branquias. Concentraciones tan bajas como 0.2 - 0.3 ppm matan a la mayoría de peces bastante deprisa. Para prevenir el estrés, se requieren concentraciones tan bajas como 0.003 ppm. Afortunadamente, el cloro puede ser eliminado fácilmente con tiosulfato sódico, disponible en las tiendas de peces bajo diversas marcas. El tiosulfato sódico neutraliza el cloro de forma instantánea. Hay muchos productos para "tratamiento del agua" que anuncian que hacen el agua "segura". Lea las etiquetas atentamente. Inevitablemente, los que neutralizan el cloro todos contienen tiosulfato sódico, mas otras sustancias que pueden o no ser útiles. Si su agua sólo contiene cloro (a diferencia de cloramina), tiosulfato sódico es todo lo que necesita. Los tratamientos mas rentables sólo necesitan una gota para 4 litros de agua. La mayoría de otros tratamientos son mucho más caros a la larga; pueden requerir una cucharilla de tratamiento (o más) para 4 litros de agua!

El cloro es relativamente inestable en el agua, evaporándose espontáneamente a la atmósfera. Si se deja agua en un cubo (o tanque) con suficiente circulación del agua (pe. filtro o piedra porosa) estará libre de cloro en 24 horas o menos.

Mucha gente dice que hace sus cambios parciales de agua sin tratar el agua de grifo para eliminar el cloro. Recuerde que aunque los peces no muestren efectos APARENTES de enfermedad por el agua no tratada, esto no quiere decir que el cloro no está estresando su pez. Cuanto estrés dependerá de cuanto cloro se ha introducido en el tanque, lo cual depende de muchos factores (incluido el porcentaje de agua cambiada). Dado que los neutralizadores de cloro son barato, el seguro que dan no debería ser rechazado.

Cloramina

Uno de los problemas del cloro para tratar el agua es que se descompone relativamente deprisa. Otra preocupación con el uso del cloro es que se puede combinar con ciertas sustancias orgánicas (que pueden o no estar presentes en el agua) formando trihalometanos, una familia de carcinógenos. Por ello muchas compañías de agua han cambiado de cloro a cloramina. La cloramina, un compuesto de cloro y amoníaco, es mucho más estable que el cloro.

La cloramina plantea dos grandes problemas a los acuariofilos. Primero, los productos neutralizantes de cloro con el tiosulfato sódico solo neutralizan la parte cloro de la cloramina, olvidando un problema incluso mayor: el mortal amoníaco. Las consecuencias pueden ser devastadoras para los peces. Aunque el filtro biológico del acuario va a convertir (eventualmente) amoníaco en nitrato, el tiempo que necesita para ello puede ser superior al que lo van a tolerar los peces.

El segundo problema se refiere a los cambios de agua. Una de las principales funciones de hacer cambios regulares del agua es la de eliminar los nitratos que se acumulan. Si el agua de grifo contiene amoníaco, estará devolviendo nitrógeno al acuario y será imposible reducir los nitratos por debajo de la concentración del agua de grifo. Afortunadamente, las concentraciones en el agua de grifo son relativamente bajas (1 ó 2 ppm); seguramente usted tendrá unas concentraciones más altas en su tanque.

La cloramina puede ser neutralizada de modo seguro con productos como "Amquel", el cual neutraliza tanto las partes de amoníaco como de cloro de las moléculas de cloramina. El amoníaco neutralizado aún será convertido en nitratos por medio del filtro biológico.

Otra manera de neutralizar la cloramina es envejecer el agua mientras se realiza un filtrado biológico. Por ejemplo, consiga un cubo de basura (de plástico), llénelo de agua de grifo, neutralice el cloro con tiosulfato sódico, y después conecte un filtro biológico rodado al cubo. Al igual que en su tanque, el biofiltro convertirá el amoníaco en nitrato, después de los cual puede añadido con seguridad a su tanque. Nota: debe añadir tiosulfato sódico primero para neutralizar el cloro, sino éste mataría las bacterias del filtro biológico.

Como alternativa, el amoníaco puede ser eliminado filtrando el agua a través de zeolite o carbón activado antes de ponerlo en el tanque. [Nota: la gente informa de éxitos variados con esto. Si tiene experiencias concretas (buenas o malas) notifíquelo a los cuidadores de estas PMF].

Otras impurezas del agua

Además del los aditivos antes descritos (cloro y cloramina), el agua de grifo puede (o no!) contener otros elementos que el acuariófilo le gustaría conocer. En algunos sitios el agua contiene nitratos. En otros, el agua contiene elevadas concentraciones de fosfatos (1 ppm o más). Altos niveles de fosfatos está relacionados con problemas de algas, y una completa estrategia de control de algas podría requerir eliminar los fosfatos. Altos niveles de hierro (1 ppm o más) también se han relacionado con algas. Consulte la sección de ALGAS de éstas PMF para más detalles.

Como saber que es lo que la compañía de aguas ponen en su agua de grifo

La respuesta rápida es preguntar a alguien que lo sepa. Una tienda de peces local (si residen en el mismo distrito de agua) deberían podérselo decir. También puede contactar el servicio local de aguas. Pregunte por el químico de aguas. Explíquele que es acuariófilo y que quiere conocer el pH, GH, KH de su agua, así como cuanta variación de las características del agua hay de una mes al otro. Por último, (en los EE.UU.) si realmente quiere detalles, pídales que le envíen una copia del informe periódico del agua que están obligados a hacer para la EPA. Contiene un listado detallado lo que contiene el agua y en que concentraciones (p.e. hierro, nitratos, fosfatos, etc. ). Por ley, este informe está disponible al público.

Agua de fuente

Puede ser que usted tenga acceso a agua de fuente en lugar de agua de grifo. Un ventaja con agua de fuente es que no se tiene que preocupar por el cloro o la cloramina. Por otro lado, el agua de fuente a menudo es (mucho!) más dura que la de grifo. Además, la única manera de conocer su composición (GH, KH, etc.) es hacer los tests usted mismo. Con alternativa, hay compañías a las cuales usted puede mandar su agua para que lleven a cabo un análisis detallado (por 20-100 $).

Un problema potencial cuando se usa agua de fuentes es que a menudo contiene gases disueltos (que pueden ser peligrosos para los peces). Por ejemplo, agua de fuente a menudo está saturada con CO2, que disminuye el pH del agua. Una vez que el CO2 se escapa a la atmósfera, el pH aumentará. Los peces no deberán estar sometidos a estas fluctuaciones. Por seguridad, airee bien el agua durante varias horas antes de ponerla en el tanque.