EXPERTOACUARIOS

Un gran número de principiantes se unen cada año a la acuariofilia, y muchos la dejan tras una breve e infructuosa experiencia, derivando de crisis en crisis. Lamentablemente, a menudo esta triste experiencia tiene su origen en unos comienzos inadecuados. Sigue estos consejos y disfruta de una bonita afición durante muchos años.

  1. Utiliza solamente agua fría, nunca caliente, ya que contiene demasiados iones tóxicos. Deja que el agua salga del grifo algunos minutos antes de llenar el acuario o bidón, particularmente por la mañana.
  2. Trata el agua con anticloro y acondicionadores.
  3. Haz funcionar el sistema nuevo durante varios días, preferiblemente más de 15 días, realizando los ajustes necesarios en la calefacción, iluminación y filtración antes de introducir los peces, en cambio, las plantas, a los dos días desde el montaje se pueden introducir.
  4. Compra peces que estén libres de parásitos, para ellos es importante saber si los importadores realizan cuarentenas o, mejor aún, realiza tú la cuarentena antes de introducir peces nuevos en el acuario principal. Sólo necesitas un acuario pequeño que en el futuro te servirá para muchas situaciones.
  5. Compra solo peces de aspecto sano y activo, muchas veces se solicita verlos comer, sobre todo especies marinas, como muestra de que están bien aclimatados y sanos, pero esto resulta sin embargo peligroso, ya que un pez que coma e inmediatamente sea empaquetado defecará en la bolsa y deteriorará la calidad del agua rápidamente. También es bueno comprar peces al mediodía e introducirlos en el acuario por la tarde, para evitar un periodo largo de exposición estresante a los habitantes ya establecidos.
  6. Protege al pez del estrés de la temperatura y el viaje, del comercio a casa, llevándolo en un contenedor aislado oscuro, las tiendas de animales pueden proporcionarte este tipo de cajas.
  7. Apaga las luces del acuario y haz flotar la bolsa sin que se mezclen las aguas, de esta manera igualarás las temperaturas.
  8. Desata la bolsa, pero no la pinches, y añade con un vaso de 25cl agua del acuario a la bolsa. Cada 10 minutos añade un vaso hasta que tripliques el volumen de partida.
  9. Libera al pez cuidadosamente en el tanque, sin introducir el agua de la bolsa al acuario, ya que estará deteriorada por el trasporte.
  10. No alimentes, es mejor esperar al día siguiente. Es conveniente proporcionar pequeñas cantidades a menudo. Evita la sobrealimentación a cualquier hora.